CONTACT

Barcelona, España.

DESPOSESION

 
DesposesiónAlexandre Troquart
00:00 / 48:38

TOMA MI POLLA HASTA QUE ME CORRA.

 

¿Cómo te lavas el cabello?, ¿cómo te limpias los dientes? ¿Cómo follas? Como te enseñaron. 

La pregunta es ¿A ti quién te enseñó a follar? 

 

El porno trazó la forma en la que se encastran nuestros encuentros más primitivos. Decidió por nosotros sobre aquello que nos da placer y nos fríe la sangre.   

 

Sumisión, posesión, control, el porno definió nuestros roles. Funcionó como un espacio en el que la mujer existe en tanto encienda al HOMBRE. El porno estableció el goce femenino como parte de una puesta en escena que pone al género masculino como centro. 

 

El porno debe morir. 

 

Con las sábanas como testigo silencioso Paula Costantino nos invita a atravesar por última vez este territorio dominado por el placer unilateral.

 

Nos invita a conocer nuevos personajes capaces de experimentar su propia visión del placer, con la libertad como premisa, a jugar sin miedos y sin juzgar con aquello que nos incendie.  

 

DENUNCIA, INTERROGATORIO Y DESPOSESIÓN, son los conceptos en los que la fotógrafa se inspiró para invitarnos a participar de un nuevo fuego.

 

ANDREA MISCIONE 

Equipo

EXPOSICION

Resumen de la exposición. 

ESPACE 29, BORDEAUX, FRANCIA. 

DICIEMBRE 2019

Esta obra intentará tomar conciencia sobre la industria pornografia web en contraposición a la postpornografia.

La industria pornografica seguramente ha sido el primer contacto con el sexo de muchas personas. Entendiendo esta pornografia unidireccional, absurda, mecanica y donde se puede captar una relación de poder (HOMBRE FOLLA DURO A MUJER), y la mayoría de las veces, el video termina cuando el hombre eyacula sobre alguna parte del cuerpo de la mujer. 

Los títulos de aquellos vídeos, también han educado y han determinado los roles, no solo los roles sexuales, sino los roles sociales.( posesión, dominio, control, sumisión, obligaciones, ejercicio de poder, etc )

Esta obra está realizada sobre sábanas, que la gente ha aportado, como un elemento testigo de nuestra vida sexual y como escenario donde nuestro roles sexuales han sido atravesados por la industria pornográfica. 

En contraposición, he realizado entrevistas y retratos de personas que intentan generar su propio material postpornografico, donde sus cuerpos no tienen límites y el campo sexual no está estereotipado donde el DESEO de todas las personas está en juego.

 

DENUNCIA, INTERROGATORIO Y DESPOSESIÓN, son las palabras de mi obra para intentar renunciar lo que fuimos.